Amarga Navidad Para los Mexicanos

POR REDACCION

La Navidad (en latín Nativitas nacimiento) es una de las festividades más
importantes del cristianismo, esta solemnidad que conmemora el nacimiento de
Jesucristo en Belén se celebra el 25 de diciembre en la iglesia católica, en la iglesia
anglicana y en algunas comunidades protestantes y en la mayoría de las iglesias
ortodoxas.


Algunas de estas tradiciones celebran el 24 “La Nochebuena” (ingles:
christmas eve, alemán: heilig Abend). En cambio se festeja el 7 de enero en otras
Iglesias ortodoxas como la iglesia rusa o la iglesia de Jerusalén que no aceptaron la
reforma echa al calendario juliano para pasar al calendario conocido como
gregoriano, nombre derivado de su reformador el papá Gregorio XIII.


El 25 de diciembre es un día festivo para muchos países, celebrado por
millones de personas en todo el mundo y también por un gran número de no
cristianos. Sin embargo, este año la navidad no será una Navidad como otras.

Un
momento que tanto esperamos para estar al lado de la familia, de nuestros seres
queridos, amigos, compadres y parientes cercanos. Este año será una Navidad
diferente, con mucha tristeza, vacío en el alma y en el corazón, el festejo no será
igual en muchos hogares, debido a la falta de algún integrante de la familia porque
nos lo ha arrebatado la pandemia que se vive en todo el mundo.


No hay mucho que festejar porque miles de mexicanos perdieron su empleo,
los pequeños negocios cerraron sus puertas, en esta Nochebuena las familias
humildes no contarán con una cena navideña, porque se debaten entre la pobreza y
su economía se ha perjudicado más con esta difícil situación que se vive a nivel
mundial. La pregunta es ¿qué cena de Navidad se espera para los pobres cuando
sube el precio del huevo, el gas, la tortilla, la carne, el chile, el jitomate y la luz?
¡Amarga será la Navidad de los pobres olvidados! ¡Como siempre!, aunque el
presidente tenga otros datos y en sus discursos se llene de palabras conmovedoras y
optimistas de que “Primero los Pobres”.


Mientras que el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador,
celebró sus 3 años de gobierno convocando a una concentración multitudinaria en el

zócalo de la Ciudad de México, para mostrar su fuerza política, dar a conocer que es
el mejor presidente de México y que tiene el respaldo popular. ¿Pero qué tiene que
demostrar y festejar AMLO? Los resultados de su gobierno no son los mejores, el
país está de cabeza, se cae a pedazos y se desmorona.


El gobierno que eligieron los 30 millones de mexicanos no resultó, no
mientras el presidente siga en campaña y se olvide que es el capitán de este barco.
Pero ya nada de esto le interesa, ahora nos engaña con su dichosas consultas de
revocación de mandato, se olvida que los mexicanos votaron por él por un periodo
de 6 años, para que cumpla, no para que hiciera show, nos engaña con los juicios
políticos, el mal manejo del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) que es
asignado a su antojo y capricho, para elevar su ego y su imagen de Gran
Gobernante igualándose a los grandes como Benito Juárez o el tata Lázaro.


Por otro lado, sus obras faraónicas como el Tren Maya, el Aeropuerto “Felipe
Ángeles”, La refinería de Dos Bocas, tendrán un gran impacto, pero esto con el fin
de vanagloriarse, porque no tiene idea de cómo resolver los grandes problemas que
afectan a los mexicanos: como la situación de la pandemia, la pobreza, el problema
del huachicol, el narcotráfico, y la delincuencia organizada. Sus decisiones y
estrategias no son las correctas y lejos de gobernar ha dividido al país, sembrando
odio entre grupos y acusando sin fundamentos. Se olvida gobernar para todos y deja
en el desamparo a miles de mexicanos.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.