Tener Solvencia Alimentaria es Tarea de Todos los Mexicanos

POR Flor Jesús Martínez

Desde que el hombre descubrió la agricultura, su alimentación y su vida
cambiaron por completo. El hombre puso en juego su inteligencia adaptándose al
entorno y modificando el medio ambiente para satisfacer sus necesidades; su vida
sedentaria fue producto de este descubrimiento y con el tiempo logró prevenir los
retos que se le presentaban en la naturaleza para poder sobrevivir.


Mucho tiempo transcurrió para que se lograran perfeccionar los avances
tecnológicos que le permitieran producir grandes cantidades de cultivo. México se
destacó en múltiples labores económicas por su alta producción de mercancía,
hasta el momento los sectores más fructíferos son los relacionados con la
agricultura, la pesca y los servicios a terceros.


Sin embargo, estos avances no llegaron a todos los rincones, mucho menos
estuvieron al servicio de todos los mexicanos, dejando a los pequeños productores
sin las herramientas y técnicas necesarias para el cultivo de sus tierras y las
ganancias que se producen de estos trabajos se quedan en manos de las grandes
empresas líderes que se especializan en estos sectores, dejando sin opción a los
productores que cada vez se enfrentan a nuevos retos para poder trabajar sus
tierras.


El cambio climático, las plagas y los múltiples factores hicieron que los
campesinos dejaran de trabajar sus tierras y que renunciaran a ellas, aunado a la
falta de apoyos por parte de los gobiernos de distintos colores, que dejaron a un
lado las demandas más urgentes del campesinado. Sin opción, los campesinos
mexicanos incursionaron en nuevos trabajos más redituables, con mayores
ganancias y poca inversión.


Tanto fue el desinterés, que en los últimos años los tres paquetes económicos
que ha elaborado el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, para el campo
mexicano sufrió una reducción de 40 por ciento, sentenciando la soberanía
alimentaria que tanto profesaba el Gobierno Federal, lo que golpea sin duda a los
productores, pues en los últimos años no se escuchó la petición de aumentar los
recursos al campo, sin embargo se eliminaron 18 programas que castigan
severamente a los sectores más importantes, entre ellos el campo, la salud, la

seguridad y la ciencia. En este nuevo año que se propone realizar y avalar el
Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) de 2022, se prevé una disminución
y un apoyo desmesurado a otros programas como becas y apoyos monetarios, es
decir, una reducción que deja de nuevo sin apoyo a los campesinos y pequeños
productores.


Este año, la naturaleza dejó sentir su fuerza y golpeó al sector productivo,
pues el frente frío, las intensas lluvias y las ondas de calor que se han registrado en
los últimos meses, resultaron en pérdidas incalculables para los sectores
productivos, además la muerte de animales domésticos y de carga; las altas y bajas
temperaturas también dañaron los campos para el forraje, contra esto denunciamos
que la eliminación del FONDEN no fue aplicado, debido a su eliminación por
posibles casos de “Corrupción”.


El Movimiento Antorchista desde su creación ha señalado la importancia de
proteger y desarrollar el campo; para eso, es ineludible, apoyar al campesino,
porque ante los acontecimientos que nos presenta el mundo, es necesario ser
autosuficientes en la producción de granos como: maíz, trigo, frijol y arroz, entre
otras semillas indispensables para la alimentación del ser humano. Para que eso
suceda, es preciso desarrollar la agricultura y sus mecanismos, porque los
campesinos no podrán hacerlo solos, y para eso es necesario incentivar con apoyos
reales, apoyos que otorguen a los campesinos tecnología con maquinaria y equipos
agrícolas, técnicas y mantenimiento, además de semillas mejoradas, fertilizantes y
herbicidas, que mejoren realmente la producción del campo.


Son muchos los rezagos y las desigualdades que sufre el agro.

Pero el
Movimiento Antorchista sabe qué camino tomar y cómo combatirlos para poder
solucionarlos, pues su experiencia a lo largo de los años ha logrado impulsar
proyectos para su mejora y para llegar a una verdadera solvencia alimentaria. Para
esto es necesario, hacerlo unidos, bajo una misma bandera que luche por una sola
demanda. La lucha por construir el arma política que nos lleve a lograr el poder
político, por eso, es indispensable, seguir respaldando la lucha que se realiza para
mejorar las condiciones de vida, no solo de los campesinos, sino de todos los
ciudadanos en general. Tener solvencia alimentaria es tarea de todos los
mexicanos.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *