Nueva Zelanda Cambia Estrategia Contra Covid Ante Persistencia de Variante Delta

POR REDACCIÓN

El gobierno de Nueva Zelanda admitió este lunes algo que la mayoría de los demás países aceptaron hace mucho: ya no puede librarse por completo del coronavirus.

La primera ministra, Jacinda Arden, anunció un prudente plan para levantar la cuarentena en Auckland pese a un brote aún activo.

Desde el principio de la pandemia, Nueva Zelanda ha aplicado una inusual estrategia de tolerancia cero con el virus que ha requerido estrictas cuarentenas y un agresivo rastreo de contactos

Hasta hace poco, esa estrategia de eliminación había funcionado muy bien para el país de 5 millones de habitantes, que ha reportado apenas 27 muertes por el virus.

Mientras otros países sufrían altas cifras de muertos e interrumpían su vida cotidiana, los neozelandeses regresaron a centros de trabajo, patios escolares y estadios deportivos a salvo de los contagios locales.

Pero todo eso cambió cuando la más contagiosa variante Delta logró salir de un centro de cuarentena en agosto, tras llegar al país con un viajero que regresaba de Australia.

Pese a que Nueva Zelanda imponía la forma más estricta de cuarentena tras detectar apenas un caso local, en definitiva no fue suficiente para detener el brote por completo.

Cambio de perspectiva

Un factor podría haber sido que la enfermedad se propagó entre algunos grupos con más reparos hacia las autoridades, como pandilleros y personas sin hogar que vivían en alojamientos temporales.

El brote ha superado los mil 300 casos, con 29 nuevos detectados el lunes. Se han encontrado unos pocos fuera de Auckland.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *