AMLO dejó a Damnificados sin Ayuda Efectiva al Desaparecer el Fonden

POR VIRGILIO FLORES

Ciudad de México.- Frente a las inundaciones en Tula, Hidalgo y Ecatepec, Estado de
México, así como el derrumbe en el cerro del Chiquihuite, en Tlalnepantla, el gobierno
de México que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), no ha
ayudado de manera efectiva a los miles de damnificados, lo que si hace hasta el cansancio
es “demagogia anticorrupción para dar y prestar”, puntualizó Aquiles Córdova Morán,
secretario general del Movimiento Antorchista Nacional.

  • Un disparate desaparecer el Fonden sin sustituirlo por algo mejor pensado o
    administrado: Aquiles Córdova Morán.
  • Familias damnificadas por los desastres naturales pasan hambre y se quedaron sin
    techo.


Y es que eliminar el Fondo de Desastres Naturales (Fonden) ha ocasionado que no se
atienda a las familias damnificadas, ya que el gobierno de la Cuarta Transformación (4T)
carece de los recursos. El dirigente social argumentó que “fue un disparate desaparecer el
Fonden sin sustituirlo por algo mejor pensado y administrado. Desaparecer el que había
fue fácil; crear algo mejor ya se ve que no, respecto a que, a una semana de las
afectaciones, aún miles de familias requieren apoyos con urgencia.


Durante su video mensaje semanal, el dirigente político de la Organización social con
más de tres millones de afiliados precisó que en lugar de ayuda efectiva, los damnificados
tienen “demagogia anticorrupción para dar y prestar. Pero eso no alivia la necesidad real
de la gente, no engañará a quienes tienen hambre y se quedaron sin techo”.


Tras citar la información publicada por diversos medios de comunicación que dan cuenta
acerca de la realidad que padecen los damnificados, es hora de que el gobierno federal
sigue sin atender de manera eficaz a quienes lo necesitan. Situación que suma a los
problemas que de por sí ya afectan a los más pobres del país, como lo es la violencia, el
desempleo y la indiferencia gubernamental.


Entre los más recientes, se encuentran las desgracias por los desastres naturales, el cual,
mientras el presidente dice una cosa, la realidad es otra, según lo reportado en las notas
periodísticas. Sin embargo, el gobierno carece de dinero resultado de una mala decisión:
desaparecer el Fonden. “Es precisamente lo que debiera aclarar el presidente en vez de

repetir mecánicamente lo que todos sabemos y nadie contradice. Pero no lo ha hecho ni lo
hará, porque no hay respuesta ni dinero para eso”, agregó Córdova Morán.


Aunque aclaró que el problema es antiguo y complejo, este no se resuelve
simplificándolo artificialmente con tal de fabricar un culpable. Señaló en primer lugar el
desinterés y la irresponsabilidad de gobiernos anteriores por un plan maestro que regulara
el crecimiento ordenado de los centros urbanos del país, elaborado por especialistas
competentes. Esto, tras el derrumbe del cerro del Chiquihuite, hecho que costó la vida a
tres personas y decenas de familias resultaron afectadas al perder su vivienda.


“Prefirieron dejar que la gente se asentara dónde puede o donde le resultó más barato
construir, comprar o rentar una vivienda. A esto hay que sumar los programas de
construcción de vivienda popular, aparentemente para favorecer a los de más bajos
ingresos, pero cuyo verdadero propósito fue favorecer a las grandes empresas
constructoras, que edifican casas o departamentos de mala calidad y muy caros, fuera del
alcance de la mayoría. Así, estas políticas, lejos de resolver el problema de la vivienda, lo
agravaron empujando a la gente a invadir zonas de alto riesgo e incluso áreas protegidas
en busca de un lugar donde vivir. El resultado es el desorden total en el crecimiento
urbano que provoca las tragedias de que hablamos”, comentó.


Por ello, y tras advertir que los fenómenos naturales continuarán, tal como lo han
informado los especialistas, se pronunció en la necesidad de un fondo especial, suficiente
para hacer frente a ese tipo de emergencias, también continúa siendo indispensable ahora
un fondo, además de ser suficiente y duradero debe ser independiente del presupuesto
normal del gobierno, es decir, libre de los trámites legales y políticos a que está sujeto
dicho presupuesto para contar con la flexibilidad y la disponibilidad rápida que exige el
carácter repentino y urgente de los desastres naturales o imprevisibles. “Las desgracias no
esperan, suele decir la gente”.


Finalmente, el líder del Antorchismo nacional afirmó que urgen recursos para apoyar a
los damnificados, y que “la sensatez más elemental aconseja, aceptando que la corrupción
hacía insostenible el Fonden tal como estaba, una de dos salidas: una reestructuración a
fondo y el más riguroso control de sus operaciones o su sustitución por otro organismo
semejante pero mejor pensado y ejecutado, pero nunca la simple y llana desaparición de
lo que había sin poner nada en su lugar, que fue lo que hizo López Obrador”.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *