Se Reanuda Juicio Contra Presunto Cerebro de Atentados del 11-S

POR REDACCION

El presunto autor intelectual de los atentados del 11 de septiembreJalid Sheij Mohammed, y otros cuatro acusados comparecieron este martes ante una corte por primera vez en 18 meses, en la reanudación del proceso en su contra, en vísperas del vigésimo aniversario de los ataques.

MohammedAmmar al BaluchiWalid bin AttashRamzi bin al Shibh y Mustafa al Hawsawiencarcelados en la base naval de Estados Unidos en la Bahía de Guantánamo, Cuba, desde hace casi 15 años, enfrentan la pena de muerte si son hallados culpables del asesinato de 2 mil 976 personas en los atentados de 2001.

Desde el anuncio de los cargos en febrero de 2008, el caso fue primero desestimado y luego readmitido. La primera audiencia fue el 5 de mayo de 2012.

Desde entonces hubo decenas de instancias, todas en la fase previa al juicio.

Tras una interrupción de 17 meses por la pandemia de covid-19, el caso se reaunda este martes con un nuevo juez en una corte de alta seguridad en la base naval que Estados Unidos mantiene en el sureste de Cuba.

La defensa intenta demostrar que las pruebas presentadas por el gobierno están teñidas por la tortura a la que fueron sometidos los acusados mientras estuvieron bajo custodia de la CIA.

Los cinco hombres afrontan cargos por conspiración, terrorismo y el asesinato de 2.976 personas en los atentados, que les podrían significar la pena de muerte.

Apodado ‘KSM’, es considerado el cerebro del 11-S. Se cree que este paquistaní de 56 años, criado en Kuwait, fue el primero en proponer a Osama bin Laden, en 1996, estrellar aviones en Estados Unidos.

Graduado de una universidad estadunidense, trabajó para el gobierno de Qatar a comienzos de los años 90, cuando empezó a tramar conspiraciones con su sobrino Ramzi Yousef, quien detonó una bomba en el World Trade Center de Nueva York en 1996.

En 1994 ambos planearon explotar aviones con destino a Estados Unidos desde Filipinas, pero el primer intento falló: Yousef fue arrestado en Pakistán y extraditado a Estados Unidos.

Cuando Bin Laden aprobó el plan de los atentados del 11-S, Mohamed estuvo a cargo. Fue capturado en Rawalpindi, Pakistán, en marzo de 2003 y llevado por la CIA a lugares secretos en Afganistán y Polonia, donde fue interrogado y torturado a lo largo de cuatro semanas.

En septiembre de 2006 fue enviado a Guantánamo. Un año después, en una audiencia a puerta cerrada, dijo no solo ser responsable del 11-S sino de otros atentados, como los de Bali y Kenia, y del asesinato del periodista estadunidense Daniel Pearl.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *