El Regreso a Clases es un Crimen, ¿Alguien Escucha?

POR CARLOS MARTÍNEZ LEAL

¡Regreso a clases es un crimen!, era el grito de los estudiantes en la capital y al
interior del estado de Tamaulipas; su lucha desde que inició la pandemia ha sido por
exigir atención. Después de 20 meses la situación no sólo ha recrudecido los efectos de
la enfermedad, ahora se ha cebado en niños y jóvenes, y el gobierno de López Obrador ha
abandonado a su suerte al pueblo de México y a los estudiantes del país, aunque él diga lo
contrario.
Eugenia Gómez, periodista del Sol de Tampico, informa que se manifestaron contra
el regreso a clases presenciales estudiantes de la Universidad Autónoma de Tamaulipas
(UAT) y del Instituto Tecnológico de Altamira, realizando una cadena humana en el
centro histórico de Tampico, para exigir que se garantice la salud de todos los alumnos de
nivel básico, medio superior y superior (27 de agosto).
El portal Hoy Tamaulipas dice: estudiantes de preparatoria y universidad
protestaron con una cadena humana al poniente de Nuevo Laredo, en la carretera
Aeropuerto, con pancartas bajo la consigna el #RegresoAClasesEsUnCrimen.
En la Capital tamaulipeca Cd. Victoria, el periódico El Cinco informa que
estudiantes de diferentes escuelas de nivel medio superior se manifestaron en la plaza
Juárez exigiendo al gobierno federal un programa de vacunación contra Covid-19, ante el
próximo regreso a clases presenciales.


INFO 7 Tv, informó: Esteban Hernández Santiago, representante de la Federación
Nacional de Estudiantes Revolucionarios “Rafael Ramírez” (FNERRR), en el estado, dijo
que los alumnos del nivel medio superior que se encuentran en el grupo de edad de 15, 16
y 17 años, muestran su temor por el regreso a clases presenciales: “Actualmente no existe
un plan de vacunación para este grupo de edad y un regreso a clases presenciales sería
muy riesgoso al no contar con el biológico”, dijo el líder estudiantil.
Podemos ver que en todo el estado, los estudiantes están protestando,
arriesgándose, elevando su voz y convirtiéndola en la voz de todos los inconformes ante
la situación que enfrenta nuestro estado y nuestro país ¿cuál es esa situación? Veamos:
“…Las muertes por Covid son mayores en los jóvenes entre 20 y 44 años, el último
reporte con las actas de defunción indican que en lo que va de la pandemia sumaron 37

mil 649, un exceso de mortalidad del 108%, superior a otros rangos de edad, el de 65
años se ubicó en 67.7%. Esta semana se reportó en el país la cifra más alta de decesos.
(Diario 24 horas, 27 de agosto).
Se informa también que “… México entrará a la cuarta ola de contagios por
COVID-19, sin cumplir la meta de vacunación planteada por el presidente López
Obrador de tener a toda la población de 18 años vacunada con al menos una dosis en
octubre próximo. En medio del regreso a clases presenciales, en el país sólo 26% de las
personas tienen un esquema completo de vacunación contra el SARS-CoV-2 (Diario 24
horas, 26 de agosto).


Si son los jóvenes los que tienen el mayor índice de mortandad y si la vacunación
prometida sólo ha alcanzado a un 26% de la población, nos queda más claro; cuando ellos
exigen que se vacune a la población total, podemos entender su esfuerzo, su decisión para
protestar y adherirnos a su protesta.


Por otro lado, el Sol de México informa que a unas horas del inicio de las clases
presenciales existen 5 mil 322 escuelas en 12 estados, que fueron saqueadas o tienen
problemas de infraestructura, cristales rotos, sin puertas o muros destruidos (29 de
agosto). También el Centro de Investigaciones Económicas y Presupuestaria (CIEPES)
señala que el 31.6% de las escuelas de educación básica no cuentan con lavamanos; son
62 mil 629 planteles. Para poner en todas las escuelas un lavamanos, se requieren 10 mil
376 millones de pesos tomando como base el costo de los 8 mil bebederos que se
instalaron en 2018…”. (Thamara Martínez).


Los padres están molestos porque toda la responsabilidad del regreso a clases recae
en ellos, quienes van a tener que limpiar, llevar gel, cubrebocas, papel, guantes, todo.
Pero los maestros no tienen material didáctico, material para sanitizar o agua, y todo eso
cuesta. No hay Internet. (Israel Tovera, Proceso 22 de agosto).


Por todo esto Isaías Chanona Hernández, líder Nacional de la FNERRR, afirmó que
es generalizada la inconformidad hacia un regreso a clases en plena tercera ola de Covid,
ya que en una encuesta de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación
(CNTE), informa que el 81% de los padres de familia está en desacuerdo. Afirmó que el
regreso a clases presenciales es un crimen, por lo que aproximadamente 2 mil estudiantes
se manifestaron a través de cadenas humanas, en los 32 estados de la República,
encabezados por su organización.

López Obrador no escucha, pues se alinea con las grandes potencias imperialistas,
EE. UU. y la Gran Bretaña, quienes hacen a un lado la ciencia y le apuestan como si
estuvieran en la antigüedad o en la Edad Media, que no se habían descubierto las
vacunas, a la “inmunidad de rebaño“, esperar a que la naturaleza de cada quien haga lo
suyo, sobrevivan los más fuertes y vigorosos, y sucumban los más débiles, es la ley del
más fuerte o selección natural, que rige en las comunidades vegetales y animales, es
decir, allí donde no hay ni puede haber defensa consciente y colectiva frente a la amenaza
externa y el canibalismo interno, donde no hay ni puede haber ciencia ni científicos que
guíen la lucha colectiva contra el enemigo (Aquiles Córdova Morán, 23 agosto).


Pero López Obrador se vino a topar nada más y nada menos que con los
estudiantes; los cuales alinean con quienes desde el primer momento desecharon la
“inmunidad de rebaño” (China, Vietnam, Cuba, Rusia, Japón y Corea del Sur) y
apostaron decididamente por los métodos que aconseja la ciencia y la medicina moderna:
Las vacunas, el cubrebocas, las pruebas para detectar contagios y aislar el virus.
Desde esta tribuna les decimos: Jóvenes estudiantes que luchan por su vida y la de
su pueblo, sigan adelante, su pueblo los escucha, clama y lucha como ustedes, por un
derecho a la vida, y junto con Gregorio de Gante y Rojas en su poesía “Las Olas”, afirma.

…Escuchad tiranías,

escuchad opresores de la tierra, el oleaje humano,
que a vuestras plantas se estremece y tiembla,
no en vano elevará sus maldiciones,
y sus gritos airados de protesta;
un oleaje llegará próximo día…

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *