Inaccesible y Rodeado de Montañas, así es Panshir, Ultimo Bastión Antitalibán en Afganistán

POR REDACCION

El valle del Panshir representa el último bastión de resistencia ante el régimen talibán en Afganistán, este lugar se ubica al noreste de la capital y que se ha convertido en una verdadera fortaleza natural por décadas.

De las bolsas de resistencia a los talibanes que se formaron en Afganistán tras la toma de Kabul, la más importante es la que se sitúa en el valle del Panshir, al noreste de la capital. 

La defensa de este bastión se organiza en torno al Frente Nacional de Resistencia (FNR), liderado por Ahmad Masud, hijo del famoso comandante Masud (asesinado por Al Qaeda en 2001), y por Amrulá Salé, vicepresidente del anterior gobierno.

Formado por milicias antitalibanas y por antiguos miembros de las fuerzas de seguridad afganas, el FNR juró resistir ante los talibanes.

El valle del Panshir es un bastión antitalibán desde hace décadas. Estrecho e inaccesible, las altas cumbres de la cadena de montañas del Hindú Kush lo aíslan de Kabul, que se encuentra apenas a 80 kilómetros al sur. 

El valle tiene pocos accesos naturales y desde el punto de vista militar su geografía es una ventaja natural: se puede mantener a raya a los atacantes desde posiciones elevadas. 

Además, su valor simbólico en Afganistán es muy alto, desde hace más de un siglo resiste a todas las invasiones. 

La resistencia del valle del Panshir, habitado sobre todo por tayikos, influyó notablemente en el paisaje político y en la seguridad de Afganistán en los años 80 y 90.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *