Los Obreros al… a la Calle

POR CARLOS MARTINEZ LEAL

La nota del domingo informa advirtiendo que se avecinan problemas, dice así
“…Advierten de golpe económico por cierre de Dragados Offshore. La compañía que llevaba
más de 17 años de operación en el sur de Tamaulipas era un importante generador de empleos y
contratos…” Enseguida el cuerpo de la nota, “…El cierre de operaciones de Dragados Offshore
en la zona sur de Tamaulipas a causa de problemas financieros por adeudos de PEMEX con la
empresa, conlleva un duro golpe económico para los trabajadores de la compañía, así como para
las empresas proveedoras y el comercio local alrededor de esta actividad, señaló Benito Torres,
presidente del Clúster de Energía, Cepegas. (Teresa Macías, El Sol de Tampico, 15 de agosto de
2021).


Problemas, ya los sufre todo el país y el estado, pero la información nos advierte que
vienen más problemas, es decir, a los que ya existen se van a sumar otros más graves. La
pregunta es ¿y podrán existir problemas más graves a los que ya tenemos?:

los contagios, las
muertes, la falta de vacunas, la pauperización: solo 30 millones 490 mil 131 han recibido la
vacuna completa (dos dosis), hay quienes calculan que somos 130 millones de mexicanos, esto
quiere decir que 100 millones están sin la dosis completa, lo que nos lleva a: 3 millones 217 mil
245 contagiados del Virus SARS-CoV-2, y 252 mil 927 muertos por la enfermedad del
COVID-19 en el país, 847 mueren diario, y en el estado, 81 mil 642 contagios y 5 mil 730
muertes; a esto agregamos el aumento de la pobreza en 13.8 millones para llegar a 91.9
millones de mexicanos, el desamparo es general.


La respuesta nos la da la nota del día lunes: “… La compañía española Dragados
Offshore, con unidades de operación en el norte de Veracruz y Altamira, enfrenta varios
problemas de liquidez debido a que Pemex no le ha pagado, lo que ha llevado a que la empresa
liquide a mil 500 trabajadores en la zona y que haya detenido sus operaciones, reveló Carlos
Andrade, expresidente del Clústers de Energía y Gran Industria, Cegistam…”


“… Tampico y Altamira, así como el Norte de Veracruz albergan los principales patios
de construcción de plataformas del país con más del 80% de la producción nacional en este
rubro; no solamente exporta plataformas petroleras al extranjero a países árabes y a Estados
Unidos, también, empleados con especialidad en este sector trabajan no sólo en otros estados
del país, sino que incluso en el extranjero por su nivel de experiencia…” Ibid.


Una empresa con 17 años de antigüedad en la zona, despide a mil 500 obreros, de alta
especialización, que van a quedar sin empleo, una familia obrera tiene en promedio de 2 a 3
hijos, estamos hablando de 7 mil 500 desamparados, pero además, alrededor de esta empresa,

hay una serie de subproductos y por lo tanto los afectados son muchos más, sumémosle a esto
una serie de negocios que atienden la variedad de necesidades de estos 7 mil 500 que quedaron
sin ingreso y tendremos más clara la advertencia de la periodista.


Más adelante la nota agrega lo siguiente:
“… Indicó que el endeudamiento de Pemex ha crecido, el pasivo circulante del año pasado que
se trasladó al 2021 de Pemex es de 120 mil millones de pesos, el 21. 9% del presupuesto
aprobado para este año. Los adeudos más grandes se tienen en proveedores de exploración y
producción con 16 mil 892 millones de pesos, seguido de transformación y producción con 640
millones de pesos y corporativo con 541 millones de pesos y en logística se deben 341 millones
de pesos. En el Sur de Tamaulipas los clústers de energía estiman que la deuda de Pemex con
sus proveedores asciende a más de 100 millones de pesos…”


Y esto apenas empieza, ya que la producción en nuestro país está sujeta a las leyes del
sistema imperante, el sistema de producción para el mercado, que se rige por la ganancia, por la
acumulación, es decir, no le importa si la gente tiene trabajo, si puede subsistir o no, es más, es
una de sus leyes, aumento de la ganancia, aumento de la pobreza, la creación de desempleados
como su consecuencia, los que hacen presión a quienes aún cuentan con el empleo, para que se
abstengan de exigir mejores salarios y prestaciones o irán a la calle.


Nos muestra también esta creciente realidad, que lo dicho y asegurado por el presidente
López Obrador de que habría terminado con el neoliberalismo, es una más de sus mentiras y la
muestra de su desconocimiento de la economía política. El neoliberalismo es la expresión en
nuestro país del capitalismo en su máxima expresión: la globalización. Todavía más, nos abre o
debe abrir los ojos, en el sentido de que su promesa de poner en el centro de su gobierno a los
pobres, es eso, una mera promesa, irrealizable, pero que le sirvió para engañar a los mexicanos
que quieren, que desean un cambio de su precaria situación.


Es importante que los obreros despedidos y los que aún conservan sus trabajos, así como
el resto de la población tampiqueña y tamaulipeca, aprendamos de estos lamentables hechos, y
nos convenzamos de la necesidad de organizarnos, de agruparnos para poder resistir la situación
que se avecina.


Sólo la verdadera organización de los obreros, con el pueblo, puede y debe ir creando las
condiciones para que no sólo enfrenten estos problemas, sino lograr crear la fuerza capaz de
hacerse con el poder del país, y echar andar un proyecto que ahora sí, ponga en el centro al
pueblo trabajador, para ello se necesita primero:

asegurar trabajo para todos los mexicanos en
edad de trabajar; salarios que recuperen la capacidad adquisitiva de los obreros; una política de
recaudación de impuestos progresiva, es decir que pague el que obtenga ganancias; y, que éste
recurso que es lo que administra el gobierno, la renta nacional, se regrese al pueblo en la
solución de sus demandas: infraestructura de vivienda, educación, salud, cultural, deportiva, de
recreación y esparcimiento, así como las de los servicios básicos: agua potable, drenaje,
electrificación y pavimentación


Una organización fuerte, disciplinada, numerosa, con un proyecto claro y científico de
cómo enderezar la dirección del país, es posible. Invitamos a los obreros despedidos a acercarse

para apoyarnos entre todos ante esta situación catastrófica generada por un gobierno que le
apuesta a continuar con el modelo económico de mercado que genera desempleo y más pobreza,
aunque él nos diga todo lo contrario.
¡Por sus hechos los conoceréis!

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *