PROGRAMAS PARA EL CAMPO, UN ENGAÑO MÁS DEL GOBIERNO FEDERAL

POR VIRGILIO FLORES

Con fecha del 5 de enero de 2021, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural
(SADER) publicó a través de su blog con el título: “¡Ya están aquí! Programas para el
campo 2021” (https://www.gob.mx/agricultura/articulos/ya-estan-aqui-programas-para-el-
campo-2021-260698?idiom=es). Más adelante empieza diciendo “El campo mexicano
seguirá creciendo con apoyo de los programas y trabajo de las autoridades y productores.”
Sin embargo, a siete meses de tal anuncio dichos recursos y programas siguen sin aterrizar
además de que la inversión es insuficiente para desarrollar el campo mexicano. Veamos:


Los programas de agricultura 2021, según sus autores están pensados en rescatar al
campo mexicano de la condición de abandono en el que se encontraba, así como fortalecer la
soberanía nacional, alcanzando la autosuficiencia en los alimentos básicos.
Desafortunadamente estas dos buenas intenciones se quedan en papel y contrastan
drásticamente con los hechos, primero debido al recorte que en los últimos 3 años se han
realizado en este sector dejándolo prácticamente sin programas y sin recursos o al menos los
más importantes; segundo, dejando solo programas “estratégicos” que poco ayudan o se
enfocan solo a un pequeño sector de la población como a continuación describiré.


El programa “Fertilizantes para el Bienestar” que entrega a productores de pequeña
escala hasta 600 Kg de insumo por productor, se aplica en el estado de Guerrero y en zonas
de los estados de Morelos, Puebla y Tlaxcala. Solo en 4 estados de los 32 del país logran
acceder a este apoyo y solo cierto sector que es el de productores de pequeña escala, o sea
que tiene menos de 5 hectáreas para producción. Cabe preguntarse aquí: ¿cómo se apoya a
productores de más de 5 hectáreas?, ¿cómo se piensa desarrollar el campo si solo se aplica el
programa de fertilizante en 4 estados?, ¿acaso los demás estados no tienen producción que
requiera fertilizante? y ¿son suficientes 600 kilos por productor?


El programa de “Producción para el Bienestar” se podría decir que es el que más
abarca, pues entrega recursos por medio de transferencia bancaria y llega a todo el territorio
nacional. Aunque está orientado a productores de pequeña y mediana escala, o sea de 5 a 20
hectáreas y de diversos cultivos como maíz, frijol, trigo harinero, arroz, amaranto, entre otros,


dejando fuera al sector que más producción genera en el país. Aquí cabe agregar que si bien
es cierto se contempla a un amplio sector de productores, el programa no se basa en la
producción, es decir, da una cantidad específica por productor sin tomar en cuenta cuanto ha
producido, lo que demuestra una vez más la incongruencia entre lo que se dice y lo que se
hace. Sigamos.

El programa de “Precios de Garantía” fue creado para incrementar el ingreso de
pequeños y medianos productores de granos básicos como arroz, frijol, maíz y trigo, el cual
establece un precio por tonelada. Sin embargo, lo que hemos visto en este programa es un
mal diseño de la estrategia de comercialización, ya que en diversos lugares se ven bodegas
llenas de granos echándose a perder, debido a la ineptitud de quienes están al frente de la
SEGALMEX.


Los programas de “Abasto Rural” a cargo de Diconsa y Programa de “Abasto Social de
Leche”, a cargo de Liconsa, S.A. de C.V. están dirigidos al consumidor final y
desafortunadamente lo que se ha registrado es una importante disminución en la distribución
de los mismos, aunque para este año el programa de abasto rural pondrá a disposición 30
productos básicos y 54 productos complementarios, muchos de ellos no llegan a los
consumidores finales.


Se agrega este año el Programa de Fomento a la Agricultura, Ganadería, Pesca y Acuicultura
y menciona que cuenta “con una cobertura nacional, este programa estará sumando en el
camino de la autosuficiencia y seguridad alimentaria mediante el incremento del rendimiento
de las actividades agropecuarias y pesqueras, así como acuícolas, por medio de la
implementación de prácticas sustentables, del desarrollo de cadenas de valor regionales, así
como la generación de condiciones de igualdad necesarias para un desarrollo territorial con
inclusión y justicia social”. Aunque por ningún lado se ve cuál sea la función de este
programa, en otra colaboración tratare de abundar más el asunto.
El último programa que se menciona en el blog es el “Programa de Sanidad e
Inocuidad Agroalimentaria” que sirve para mantener el patrimonio fitozoosanitario y de
inocuidad agroalimentaria, acuícola y pesquera, el cual sería el colmo del absurdo si no se
aplicara ya que realiza acciones en las zonas o regiones donde se previenen y combaten
plagas y enfermedades que afectan la agricultura, ganadería, acuacultura y pesca, lo cual
mantiene saludable la producción.


En resumen, de los 7 programas que menciona la dependencia desde el mes de enero de
este año, podemos observar que tanto el primero como el segundo están enfocados a
beneficiarios de muy baja productividad, con lo que se demuestra que el actual gobierno lo que
busca es seguir dando tarjetitas para continuar en el poder y nada le importa la producción. Los
programas de precios de garantía, así como Diconsa y Liconsa son operados por la SEGALMEX
que, están más enfocados a la distribución que a asegurar la producción, por lo que en nada
benefician a los campesinos. Y en el último que se menciona, que es de sanidad sería el colmo
del cinismo que no se aplicara ya que dejaría en peligro la producción ante cualquier plaga.
Los que militamos en Antorcha conoceos muy bien el campo y sabemos que el campo no
se desarrollará dándole 5 mil o 6 mil pesos a los productores, necesitamos organizar a los
productores y enfocar todos los recursos a cultivos estratégicos mediante la tecnificación de los

procesos que permitan asegurar un rendimiento mayor de la producción. Es por eso que hacemos
el llamado a unirnos y solicitar los recursos que se necesitan para poder hacer que el campo
crezca, antes de que el gobierno de la 4T acabe con todo.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *