Pausas Activas: qué son y la Importancia de Hacer Ejercicio en el Trabajo Remoto

POR VIRGILIO FLORES

En épocas donde predomina el trabajo remoto, no podemos ser ajenos a las consecuencias
que trae el hecho de estar conectados a la computadora por periodos prolongados y sin
descanso alguno. Enfermedades como la tendinitis, malestares de cuello y espalda e incluso
problemas de visión se presentan con mayor facilidad. Por ello, para que puedas mejorar tu
desempeño y recuperar energía, debes darles importancia a las pausas activas.

¿Qué son las pausas activas?
Las pausas activas son descansos breves, de 10-15 minutos de duración) durante los cuales se
realizan actividades como: ejercicios de movilidad, estiramientos, cambios en la postura
acompañados de ejercicios de respiración. Estos permiten que los trabajadores cambiar su
rutina habitual, con el objetivo de reducir la fatiga, prevenir el estrés y evitar la aparición de
disfunciones musculo esqueléticas.

¿Por qué es relevante realizar pausas activas hoy en día?
De acuerdo con María Pía Urgellés, directora de la carrera de Terapia Física en la Universidad
Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), “el teletrabajo ha cambiado la manera en la que
laboramos; las horas frente a la pantalla se han ampliado y la mayor parte del día la pasamos
sentados. Las pausas activas aportan muchos beneficios, ya que nos permiten hacer un
descanso, cambiar de postura y estirar para luego retomar la actividad laboral”.

Beneficios de las pausas activas
Los ejercicios de pausas activas son fáciles de hacer y nos traen los siguientes beneficios:
 Favorece el funcionamiento cerebral e incrementa la productividad en el trabajo.
 Activa la circulación sanguínea de nuestros músculos, permitiendo que estos oxigenen y
reciban mejor los mensajes desde nuestro sistema nervioso.


 Facilitan que tengamos una capacidad de atención óptima y trabajemos de manera más
efectiva en las tareas encomendadas.


 Previenen el estrés crónico, ya que tenemos una apertura mental a organizarnos y generar
soluciones a conflictos de manera más efectiva.

Ejercicios de pausas activas que puedes poner en práctica
 Cuello: Con la espalda recta, cruza los brazos por detrás de la cabeza e intenta llevarlos
hacia arriba. Intenta mantener esta posición durante 15 segundos.

 Brazos: Lleva el brazo hasta el lado contrario y con la otra mano acércalo hacia el hombro.
Realiza este ejercicio durante 15 segundos, para que hagas lo mismo con el otro brazo.
 Hombros: Eleva los hombros lo que más puedas y mantén esta posición durante 15
segundos.
 Manos: Estira el brazo hacia el frente y abre la mano como si estuvieras haciendo la señal
de pare. Con ayuda de la otra mano lleve hacia atrás todos los dedos por 15 segundos.
 Piernas: Da un paso al frente, apoyando el talón en el piso y lleva la punta del pie hacia su
cuerpo. Mantén esta posición durante 15 segundos. Luego, levanta la rodilla hasta donde
puedas y sostén esta posición durante 15 segundos.


 Ojos: Con el cuello recto mira hacia arriba, hacia la derecha, hacia la izquierda y hacia
abajo repetidamente durante 10 segundos. Con el cuello recto haz movimientos circulares
con los ojos hacia el lado derecho y luego hacia el lado izquierdo durante otros 10
segundos.

Recuerda cerrar los ojos durante 30 segundos, respirar profundo y pensar en algo positivo. Es
necesario romper la rutina y dedicar 10 a 15 minutos a nuestro bienestar integral.
Conoce más de las pausas activas en la siguiente infografía que la Universidad Peruana de
Ciencias Aplicadas ha elaborado.

Fuente: Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC)

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *