El día en que El Cortamortaja «Amenazó» de Muerte al Sub Comandante Insurgente Marcos del EZLN.

Por César Martínez

Vuele la memoria.

En el 2001 el EZLN decide hacer una marcha al Distrito federal, una marcha que se dio en llamar «La marcha del color de la tierra». Esa marcha iba a recorrer muchos pueblos hasta llegar al Congreso de la Unión y exigir ahí el cumplimiento de los Acuerdos de San Andrés.

Esa marcha tenía como propósito parar en la Ciudad de Juchitán, Oaxaca y realizar ahí un mitin.

En ese tiempo yo imprimía una revista de 8 paginas que le daba yo por llamar así pomposamente “El periódico El Cortamortaja”, haz de cuenta que, para mí, ese periódico que yo hacía era o estaba a la altura de cualquier diario del mundo, a la altura de La Jornada.

Esa idea revoloteaba en mi cabeza y lo que en realidad pasaba era que ese periódico solo circulaba en La Nueva Jalapa del Marqués, Oaxaca, México. O sea, de circulación local.

Entonces ante toda aquella efervescencia que me voy para la ciudad de Juchitán a esperar a la Delegación Zapatista.

Aquello era un mar de gente, haz de cuenta que quien venía ahí era el papa, era muchísima la gente, pero muchísima la gente que quería ver de cerca la Sub Comandante Insurgente Marcos. Era tanta la gente, que no podía uno ni caminar esa noche de recibimiento ahí en el parque de Juchitán.

Entonces yo veo que viene ahí el autobús con los comandantes del EZLN entrando por la avenida central de Juchitán y me le emparejo y le entregó un pedazo de papel y que le escribo a la hora un mensaje que decía: PARA MAÑANA EN JALAPA DEL MARQUES TE RECIBE EL CORTAMORTAJA”, pero yo hablaba de recibir, de darle la bienvenida, que iba yo a saber que ese nombre de Cortamortaja me iba a llevar a donde me llevó, aparte de que yo pensé que ellos, los zapatistas ya me habían leído.

No, esa idea de que El periódico El Cortamortaja era algo grande nada mas yo me la estaba formado.

En la madrugada que suena el teléfono y que me habla el cura de Tequisistlán, que se llama Pablo Andrés y me dice: ¿Ya sabes que acaban de amenazar de muerte al Sub Comandante Insurgente Marcos?.

Ya estaba el alboroto por todo el mundo, porque venia mucha prensa de todo el mundo cubriendo esa marcha, muchísimos periodistas de todas las lenguas.

No, le dije, no se nada, peo bueno hay que hacer algo le dije, para salvar la vida de ese hombre y ya me empecé a afligir, que como había que hacerle para que no le hicieran nada al Sub Comandante, lejos estaba yo de que yo fuera el protagonista de aquella historia.

A las seis de la mañana ya estaban los noticiarios a todo lo que daba con esa noticia.
Yo en el limbo, no había escuchado bien la noticia que decían:

Anoche un grupo de delincuentes denominado El Cortamortaja, un grupo de gavilleros que mata por dinero y que opera por el lado de Jalapa del Marqués, amenazó de muerte en la Ciudad de Juchitán, Oaxaca al Sub Comandante Insurgente Marcos.

Imagínate en que paquetote se estaba metiendo el gobierno mexicano si algo malo le pasaba al Sub Comandante Insurgente Marcos.

Yo ni en cuenta, mas viendo con otros sobre las medidas que se había de tomar para salvaguardar la vida de los comandantes del EZLN.

Por sobre toda la carretera de Tehuantepec a Jalapa del Marqués, estaban los vuelos de los helicópteros peinando la zona en busca de esos gavilleros llamado Los Cortamortajas.

Como a las siete de la mañana que veo rondar un helicóptero grandote de la AFI (Agencia federal de Investigación) arriba de la casa donde yo vivía, veía como el árbol de mango se doblaba por la fuerza del aire que aventaba el helicóptero, que buscaba como aterrizar. Los veía tan bajito que casi le veía la cara a los policías y yo lejos que a quien buscaban era a mí.

En eso también veo que viene entrando una caravana como de treinta carros por la calle que venían también directo a mí, venían los periodistas y camarógrafos corriendo con las cámaras en la mano, dirigiéndose hacia mí.

Venía ahí entre ellos una televisora árabe muy famosa llamada Al Jazeera que tría un traductor que traducía del árabe al español.

Eso me salvó la vida, los periodistas, me salvaron de no ir a la cárcel.
Y me preguntaban.

  • Usted es El Cortamortaja.
  • ¡No!, yo hago un periódico que se llama El Cortamortaja.
  • Fue usted quien amenazó de muerte al Sub Comandante Marcos del EZLN?
  • Pues no.

Y yo sin saber bien porque todo aquel alboroto y ya me explicaron.
Y me pidieron que les mostrara mi periódico y ya les dije a ver si me queda uno y ya que se los mostré, le tomaban fotos y mas fotos y me lo pedían y que si se los podía regalar y les dije que solamente ese era el único ejemplar que me quedaba. Ya para que me dijeron si le podían sacar copias fotostáticas y les dije que sí y ya nombraron entre los periodistas una comisión para ir a sacarle como cien copias y ahí mismo veía yo como mi periódico era traducido en todos los idiomas del mundo y entonces me hinche de furor.

Ahí las dudas se empezaron a despejar que todo había sido un mal entendido.

Como a las once de la mañana paso la caravana del EZLN en Jalapa del Marqués, sin detenerse siquiera, había un montón de gente por toda la orilla de la carretera con comida, con mojarras para darle de comer a los zapatistas, hasta un templete ya habían hecho los políticos del PRD para recibir ahí al EZLN.

Había unos de la COCEI que me empezaban a cuestionar muy feo.

  • Mendigo, por tu culpa, no se pararon los zapatistas.

Y yo no me dejaba también y les contestaba. Por mi culpa también el mundo conoció tu pueblo y ahí nos dijimos de palabras.

Por eso cuando salí de delegado por la Sección 22 para el congreso y que iban a elegir al Comité seccional, los compañeros me identificaban mas como el que había amenazado de muerte al Sub Comandante Insurgente Marcos y la risa de los compañeros contentos de votar por mi y tenerme entre sus filas.

De ahí pá delante mucha gente me conoce más como El Corta.

Por eso cuando fui a la Selva Lacandona, se acercó hacia mí, el Subcomandante Insurgente Marcos y con una humildad grande a pedirme disculpas.

  • Discúlpeme, compañero.

Al contrario, hermanito, le dije, gracias a usted subí al estrellato. Y ahí él se sonrió conmigo.

Ya después me contactó el Dramaturgo Reynaldo Carballido y me dijo: Acabo de poner en escena una obra de teatro ahí en la UNAM, donde sales tú y me la envió, la cual reproduzco.

El Sub Comandante Marcos en el Istmo.
Reynaldo Carballido

Obra de teatro puesta en escena en la UNAM.

LUZ AL ESCENARIO QUE SE TRANSFORMA EN LA PANTALLA DE TELEVISIÓN. EN EL OTRO EXTREMO DE LA PASARELA, LADO CONTRARIO DEL ESCENARIO, APARECE EL SUBCOMANDANTE MARCOS ENCERRADO EN UNA VITRINA QUE LA CARGAN 4 HOMBRES DE PIEL BLANCA Y CABELLOS RUBIOS. MARCOS VA CÓMODAMENTE SENTADO FUMANDO SU PIPA. CUANDO ENTRA TODOS LE APLAUDEN.
MIENTRAS AVANZAN POR LA PASARELA POR EFECTO DE LUZ VEREMOS MANOS: SALUDANDO, ABIERTAS, CON LOS PUÑOS CERRADOS, PIDIENDO, ECHANDO LA BENDICIÓN, HACIENDO LA V DE LA VICTORIA, CON EL PULGAR HACIA ARRIBA.

Se oyen las voces:

-Vivan los indígenas.
-Vivaan.
-Viva el ejército zapatista.
-Vivaa.
-Vivan los zapotecos.
-Vivaan.
-Vivan los mixtecos.
-Vivaan.
-Vivan los huaves.
-Vivaan.
-Vivan los chontales.
-Vivaan.
-Viva el istmo.
-Vivaa.
-Viva Juchitán.
-Vivaa.
-Viva Tehuantepec.
-Vivaa.
-Viva Jalapa del Marqués.
-Vivaa.
-Viva Tequisistlán.
-Vivaa.

-Arriba,Marcos.
-Arribaa.

-¿Cómo qué arriba? No, abajoo.
-Viva, Marcos.
-Bola de borregos, mueraa Marcos.
-¡Callen a ese borracho!
-No está borracho, es un reaccionario.

-Todos con Marcos.
-Yo no estoy con Marcos, así que ahí nos vemos.
-Maarcos, Maarcos, Maarcos.

-¿Cómo le hacemos para acercarnos a Marcos?
-Uuta, va a estar re’difícil.
1.- A ver pásame la revista.
-¿Qué vas hacer?
1.- Voy a meterme entre la bola y a ver si llego hasta la vitrina.
-Uta hasta parece el papa.
-¿Tú crees que reciba nuestra revistita de 4 paginitas?
1.- Pues el intento le voy hacer.
-El recibe puras revistas chingonas, de puros intelectuales.
1.- Pues el cortamortaja no se queda atrás.
-Sólo a ti se te ocurrió ese pinche titulito. El cortamortaja, yaa, y luego todavía el azote de los corruptos.
1.- Cuando menos de los corruptos de Jalapa del Marqués ya es, en este número denunciamos las malas intenciones de algunos que quieren formar la asociación civil.
-No seas bembo, es bueno organizarse.

  • Pero con buenas intenciones.

-Que onda de hacer una revista callejera que tiene como título el mensajero de la muerte.
1.- De la muerte de los corruptos.
-Y luego la hacen puros maistritos rurales que no saben de la realidad social.
1.- También nosotros tenemos nuestros intelectuales. ¿Y quién dice que no vamos a escribir algún día en la revista letras libres o nexos, o milenium?
-Como crees, si en esas revistas nomás escriben los que saben de cultura, sólo ellos están en contacto con la realidad. Por eso circulan por las oficinas de los secretarios de estado.
-Pendejos nosotros que no le llegamos a los círculos de poder.
-No digas babosadas.
-Además, muchos intelectuales son televisos.
-Es para que su verdad llegue a más gente y así nos eduquen a los que no sabemos de política y economía.
-Cállate, buey, si tú ni redactar sabes.
-No mames.
-También la tele es cultura.

1.- A Marco le voy a poner un recado en la portada, si no lee la revistita, cuando menos que sepa que en Jalapa del Marqués lo esperamos con los brazos abiertos.
-Uuta, mano, ni siquiera lo vamos a ver bien y tú quieres abrazarlo.
-No seas pendejo, es un decir, para que vea que aquí también lo apreciamos.

1.- Oye, espera, en la revistita apenas se ven las letras impresas. ¿No tendrás otra donde se pueda leer mejor?
-Todas están iguales, que no vez que es la única fotocopiadora donde nos cobran barato.
-Debimos haber buscado un padrino como la revista nexos que se consiguió al Pelón salinas. Porque así quién va a leer tu revistita subversiva.

1.-Le voy a remarcar bien el recado, cuando menos que eso sea fácil de leer.
Pa ra ma ña na en Ja la pa del Mar qués re ci be el cor ta mor ta ja. ¿Qué les parece?
1.- Faltó lo del abrazo.
-Con eso es suficiente.
-¿Y ahora?
1.- Me acercaré hasta donde sea posible y se lo echaré por arriba de su vitrina.
-No falles, güey.
-No cabe duda que pegó el cabrón de Marcos.
-No es para menos, su lucha le costó.
-Quiso compartir su verdad con los indígenas.
-Pero ya se lo tragaron los medios.
-El chico temido, admirado y único.
-Me das miedo con eso del cortamortaja.

LAS LUCES DE LA PANTALLA TELEVISIVA LUCEN EN TODO SU ESPLENDOR, MOMENTOS ANTES DE LLEGAR MARCOS, LE CAE LA REVISTITA E, INMEDIATAMENTE, SACA LA MANO DE LA VITRINA CON EL OBJETO PARA ENTREGÁRSELO A ALGUIEN QUE YA ESTÁ ESPERANDO CON LA MANO EXTENDIDA. LLEGAN LOS CUATRO HOMBRES CON SU CARGA AL CENTRO DEL SET, CASI AL MISMO TIEMPO UN HOMBRE SE LE ACERCA CON LA REVISTITA EN LA MANO.CUANDO SALE DE LA VITRINA ESCUCHAMOS EL ESTRUENDO MUSICA QUE YA CONOCEMOS. LOS RUBIOS SALEN CARGANDO LA VITRINA.

Hombre -¿Leíste lo que decía el papelucho este? LE SEÑALA LA REVISTITA.
Sub Comandante Insurgente Marcos -No.
Hombre -Pues lee. SE LO DA.
Sub Comandante Insurgente Marcos -Para mañana en Jalapa del Marqués recibe el cortamortaja.
Hombre -¿Te das cuenta qué es una amenaza?
Sub Comandante Insurgente Marcos -Pues sí.
Hombre -SONRÍE. ¿Cómo la ves?
Sub Comandante Insurgente Marcos -¿A poco?
Hombre -Noticia de primera plana en el mundo. ¿Te das cuenta?
Sub Comandante Insurgente Marcos -LEE. Suena bien eso, Fernando.

Fernando Yánez -LE QUITA LA REVISTA. Tenemos poco tiempo para redactar el comunicado.
Sub Comandante Insurgente Marcos -Que investiguen quiénes son los cortamortajas.
Fernando Yanez-SONRÍE. Los mensajeros de la muerte.
Sub Comandante Insurgente Marcos -Pues, está cabrón.
Fernando Yanez-¿Redactamos el comunicado?
Sub Comandante Insurgente Marcos -Está bien; tenemos que aprovechar el momento.
Fernando Yanez-En todos los periódicos, radio y televisión del mundo.
Sub Comandante Insurgente Marcos -Y en internet.
Fernando Yanez-Comunicado del comité clandestino revolucionario indígena, comandancia general del EZLN.

Sub Comandante Insurgente Marcos -Al pueblo de México: a los pueblos y gobiernos del mundo: a la prensa nacional e internacional.

FernandoYanez -El día de ayer, 25 de Febrero del 2001, en el transcurso del recorrido de la delegación zapatista por la ciudad de juchitán, Oaxaca, recibimos el siguiente mensaje escrito: ”para mañana en Jalapa del Marqués recibe el cortamortaja”.

Marcos -Hemos encargado a los miembros de la sociedad civil que nos acompañan que investigaran dicha amenaza y confirmaron que, en esta región del país, existe un grupo delictivo con ese apelativo que, por dinero, realiza asesinatos.

Fernando Yanez -En vista de lo anterior, el Comité Clandestino Revolucionario Indígena declara:
Sub Comandante Insurgente Marcos -Primero. Ninguna amenaza hará que desistamos de nuestro objetivo de llegar a la sede del Poder Legislativo federal para promover el reconocimiento constitucional de los derechos y la cultura indígenas, de acuerdo a la llamada “iniciativa de ley de la Cocopa”.
Fernando Yanez -Segundo. Hacemos un atento llamado a la sociedad civil nacional e internacional, y al Poder Legislativo federal, para que se sumen a la marcha de la dignidad indígena e impidan, con su presencia, cualquier agresión a la delegación zapatista.

Sub Comandante Insurgente Marcos -Tercero. Repetimos que responsabilizamos al gobierno del señor Fox de lo que pueda llegar a ocurrir. Es todo. Fernando Yánez ¡Democracia!
Marco -¡Libertad!
Fernando -Justicia.

Sub Comandante Insurgente Marcos -Desde la Casa de la Cultura de Juchitán, Oaxaca.
31 de marzo de 2001 La Marcha del Color de la Tierra

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *