Uno de cada cinco hospitales españoles no tiene acceso al catálogo completo de terapias contra el cáncer

LA DOSIS DIARIA NOTICIAS/POR REDACCION

Uno de cada cinco hospitales en España no tiene acceso a alguno de los últimos fármacos antitumorales, bien porque no está aprobado o porque se encuentra a la espera de recibir luz verde. El porcentaje asciende al 43% cuando se trata de tropezar con barreras varias, tales como informes de justificación, por ejemplo. Esta es una de las conclusiones que desvela un informe que acaba de presentar la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

«Nos genera mucha preocupación porque supone una pérdida de oportunidad de tratamiento y la constatación de la falta de igualdad que sigue existiendo gran heterogeneidad entre las comunidades autónomas», señala Álvaro Rodríguez-Lescure, presidente de este organismo.

Con el objetivo de comprobar si España ha mejorado o empeorado después del estudio que la SEOM realizó hace cuatro años, se ha vuelto a hacer un sondeo en el que han participado 84 hospitales que han respondido sobre el acceso a 11 de los últimos fármacos antitumorales (entre ellos, Pembrolizumab para el cáncer de pulmón no microcítico metastásico en adultos) y también a cinco biomarcadores, que son clave para determinar qué pacientes se pueden beneficiar de determinados tratamientos.

Precisamente en este campo, muy vinculado a la medicina personalizada, el 84% de los hospitales encuestados carece de comisión u órgano establecido para decidir el acceso a biomarcadores de respuesta al fármaco. En este sentido, «desde la SEOM proponemos que se establezca una cartera de biomarcadores a nivel nacional y un marco regulatorio para la evaluación, implementación y financiación. No es bueno que dependa de la industria farmacéutica como ocurre ahora», argumenta Rodríguez-Lescure.

En general, casi la mitad de los oncólogos se quejan de la elaboración de informes justificativos para cada paciente, de centros con criterios más restrictivos que los establecidos para su comercialización en España y de los tiempos de aprobación.

Desde que se fija el precio/reembolso de los fármacos incluidos en este estudio hasta su aprobación para la prescripción en los distintos hospitales puede llegar a los tres años, siendo la mediana variable entre los cinco y 17 meses.

Para dar una buena fotografía de las barreras burocráticas, si se miden los tiempos teniendo en cuenta la autorización en Europa hasta que llega a los hospitales, el rango se extiende hasta los cuatro años (48 meses), siendo la mediana entre los 8,75 y los 26 meses. «Hay que eliminar las trabas autonómicas y hospitalarias, homogeneizar el acceso en toda la geografía española y reducir la demora», recalca el presidente de la SEOM.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *